MITOS Y REALIDADES SOBRE EL AIRE COMPRIMIDO LIBRE DE ACEITE

Bastantes mitos existen alrededor del aire comprimido libre de aceite: ¿que en su nombre mencione “libre de aceite” significa que realmente no existe 1 sola gota de él en el equipo? ¿Al ser un equipo libre de aceite, me garantiza que ya no se requerirán filtros posteriores al sistema de generación?

Todos estos mitos y algunos cuantos más, revisaremos a lo largo de este blog.

Si tu proceso pertenece a industrias que por normativa requieren compresores libres de aceite como tiene que ver la industria alimenticia, la industria química, la industria del sector hospitalario, la industria farmacéutica o la industria de la elaboración de componentes electrónicos, fabricantes de materiales PET entre algunos otros... ¡este blog resulta de especial importancia para ti!

¿Cuáles son esos 5 mitos y realidades? Bien, a continuación, los detallamos:

1.- “Si uso un compresor libre de Aceite, puedo omitir la filtración y el tratamiento”

Es un mito que un compresor seco no necesita filtración: Sea cual sea el tipo de compresor utilizado en tu proceso, a la admisión llega a tener diferentes contaminantes que toma de la atmósfera, esto quiere decir que es necesario utilizar filtración para ello.

En total existen 10 contaminantes en el sistema de aire comprimido que debemos remover o reducir para hacer más eficiente la operación:

Aire atmosférico:

  • Vapor de agua
  • Microorganismos
  • Suciedad atmosférica
  • Vapor de aceite

Aire del compresor:

  • Agua en Aerosol
  • Condensados de Agua
  • Aceite líquido
  • Aceite en aerosol

Aire del tanque y la tubería de distribución:

  • Moho
  • Oxidación

Existe una norma y es la norma ISO 8573-1 que clasifica el aire comprimido de acuerdo a 3 variantes importantes que son:

  • partículas sólidas, su tamaño y la cantidad en un m3.
  • La humedad como punto de rocío o contenido en agua en un m3. 3.-el contenido de aceite residual en 1m3.

Por tal motivo, apegándonos a la norma ISO y conociendo la infinidad de contaminantes que podemos encontrar en el aire atmosférico, la filtración es una etapa de tu proceso que en ningún momento debes descuidar. Recuerda que por el bien de tus equipos y de tu proceso, debes hacerlo.

 

2.- “El aire producido por los compresores sin aceites no contiene contaminantes.”

Para las unidades secas o libres de aceite, las tecnologías o marcas o fabricantes tradicionales, llegan a utilizar “politetraflouretileno” o “teflón” de tal manera que para poder tener un recubrimiento que le dé durabilidad por las diferentes temperaturas que llega a alcanzar una unidad de compresión libre de aceite o seco se necesita utilizar recubrimientos como este, pero aquí existe un punto importante que debes conocer:

A partir de los 200°C de temperatura de trabajo, el teflón empieza a sufrir de degradación o descomposición del recubrimiento. Eso quiere decir que, si tú no controlas la temperatura de tu proceso, en este caso hablando de la unidad de compresión y de tu compresor, podrías tener esa degradación y por lo tanto, mayores complicaciones.

Nunca olvides que: Al no cuidar a los equipos de la degradación, ésta puede ir más allá de la unidad de compresión, a la red de aire comprimido y de ahí a los distintos procesos.

En Ilsa tenemos soluciones con tecnología “ultracoat” con garantía de degradación 0 a lo largo de los años de funcionamiento, conservando en todo momento la eficiencia del equipo.

 

3.- Un compresor seco debe ser enfriado por agua para operar en ambientes de más de 35°C.

Con las altas temperaturas, los recubrimientos como el teflón pueden llegar a sufrir degradaciones y al degradarse es necesario que si el compresor va a operarse a temperaturas mayores de 35°C se operen con enfriamiento por agua, sin embargo, las unidades a través de las cuales brindamos nuestras soluciones contienen un sistema de post enfriadores con el cual cada etapa tiene su propio post enfriador; comprime la 1er etapa, enfría ese aire , se introduce en la segunda etapa, se enfría nuevamente y se entrega a la línea.

Si estamos comprimiendo aire ambiente de 45°, ¡No te preocupes, no habrá problema porque tenemos la capacidad de enfriarlo después de la compresión!

 

4.- Los compresores de aire libres de aceite no usan nada de aceite.

Es totalmente cierto, éstas son unidades de cámara seca. En la cámara de compresión no encontramos aceite, sin embargo, todo el sistema mecánico, el engranaje para hacer posible la compresión requiere varios litros de aceite.

Por ejemplo, un equipo de 200 HP contiene alrededor de 60 lts de aceite. Pero ese aceite es utilizado para la lubricación todo el sistema:

  • Engranes de sincronización de nuestros rotores de las unidades de compresión
  • Rodamientos de las unidades de compresión (lado libre y lado acoplamiento)
  • Lubricación de la corona (engrane principal que le da el movimiento a las 2 unidades de compresión)

 

5.- Utilizando un compresor libre de aceite, en automático aprobaré las auditorías sin problema.

Este es un proceso mucho más largo que solo adquirir y echar a andar un equipo. Ilsa puede apoyarte con todo lo que tenga que ver con la validación, sin embargo, es un hecho que no solamente al comprar el equipo ya está resuelto el problema de tener una alta calidad, es necesario hacer y seguir todos los protocolos para que tu equipo quede validado después de algunas semanas o incluso muchos meses después de haberlo instalado.

 

¡Ponte en contacto, la solución perfecta para tu proceso la tiene Ilsa!

 

Si te interesó el tema, puedes echar un vistazo a nuestra transmisión en vivo en la que hablamos de este tema a mayor profundidad e incluso hablamos de algunos otros como: acoplamientos, intercambiadores de calor, mantenimientos, amortiguadores de pulsaciones, y más... ¡Sin duda, vale la pena que conozcas esta información también!

 

Te compartimos el enlace:

https://bit.ly/3bd53rT