¿Cuántas veces se ha parado tu producción por culpa del aire comprimido?

Normalmente los paros de producción en las plantas se deben a que el sistema de aire comprimido empleado es ineficiente, servicios de mantenimiento retrasados o mal empleados. Siendo el aire comprimido la fuente de energía que más se utiliza en múltiples procesos de producción, por su seguridad y rapidez, es considerada la 4° energía más importante en las industrias, después de la luz, agua y combustibles.

Los utility Indusdrial, son servicios de los que no se puede prescindir como agua, electricidad y gas. Las industrias contratan el servicio, y no se preocupan por el proceso de elaboración y producción de las energías principales para que se lleve a cabo la producción; están tranquilos porque saben que expertos se están encargando de ellas, y financieramente sus gastos operativos son menores, al pagarse de una manera mensual o trimestral.

El ahorro de energía es una de las preocupaciones más extendidas entre múltiples industrias, el aire comprimido supone más del 20% del consumo energético de las industrias, este porcentaje puede variar y ser incluso muy superior, de acuerdo a cada proceso industrial. Y es curioso porque la mayoría se preocupa por desarrollar planes de ahorro energético, tratando de controlar su proceso productivo.

El aire comprimido es una energía esencial para la producción, pero en la mayoría de las plantas no lo tratan con el cuidado e importancia adecuada; siendo éste uno de los costos operativos mayores en el proceso de producción. Se trata de solucionar este problema comprando equipos nuevos y que tengan un nivel de ahorro energético considerable, ¿pero cómo se sabe que se está comprando el adecuado?

Para empezar a tener un ahorro de energía en el aire comprimido no sólo basta con comprar equipos nuevos, es cuestión de ver todo el proceso del aire. Te mencionaremos 5 puntos importantes con los cuales te preguntarás si tu planta está produciendo un aire comprimido adecuado.

• Realizar un Análisis de Demanda de Aire, el cual es un estudio donde te darán los resultados de la medición y demanda de aire en tu planta.
• Instalaciones correctas, como la tubería, así esto permitirá que no haya fugas.
• Equipos adecuados para la necesidad de la producción, no sólo basta con que sean nuevos.
• Calidad del aire de acuerdo a tu proceso productivo
• Mantenimiento adecuado, en tiempo y forma.
Actualmente en México, existe un concepto innovador en el tema del aire comprimido, convirtiéndolo en un utility llamado SAU (Sigma Air Utility). Así como sucede con el agua o luz, es cómo funciona el SAU, suministra aire comprimido como un servicio más. Protegiendo la liquidez, no requiriendo una inversión inicial. Comprar el aire comprimido en la cantidad y calidad exactas, sin tener que operar las redes de aire por su propia cuenta, reducen un costo de operación notable; el tiempo del personal estará mayormente enfocado en su producto, garantizando cero paros de planta.
Su precio se fija por metro cúbico de aire mediante un contrato en el cual se establece el precio, calidad, cantidad, presión y disponibilidad. El costo que se fija no se altera durante el plazo del contrato, cubriendo absolutamente los gastos de mantenimiento y las emergencias. Su gasto operativo es facturado mensualmente, teniendo un OPEX deducible 100%.
Tal como sucede con el agua o la luz, con el SAU, se suministra aire comprimido como un servicio más. Entonces, ¿por qué invertir en una red completa de aire comprimido? Por lo tanto SAU es una solución inteligente y rentable diseñada, instalada y operada por un grupo experto. Un suministro de aire comprimido eficiente y confiable, de bajo consumo energético y adaptado a su aplicación en cuanto a cantidad y calidad. En suma, la solución perfecta que le imprime transparencia a su gestión de costos.